La Coctelera

rincones

1 Marzo 2007

AGNODICE, PRIMERA MUJER MÉDICA Y GINECÓLOGA

Agnodice fue famosa en el campo de la medicina y la obstetricia pero también por haber sido protagonista de una de las primeras rebeliones femeninas. En la Grecia Clásica las mujeres vivían en un estado de difícil segregación, legitimada además por la opinión difundida y suscrita por voces autorizadas como la de Aristóteles sobre la inferioridad básica del sexo femenino. Tenían prohibido participar en la vida pública, y el acceso al conocimiento. En los S.V y IV a.C. se organizo en Atenas un cierto movimiento de emancipación femenina, el cual quedó recogido en obras como Medea de Eurípides y La Republica de Platón

Cuenta Higino (siglo I a.C.), bibliotecario del emperador Augusto, que había en Atenas una ley que prohibía a las mujeres el ejercicio de la Medicina, incluido el Arte Obstétrico, lo que ocasionaba el grave inconveniente de que muchas mujeres, demasiado sensibles al rubor de ser auxiliadas por los hombres en el puerperio, perdían estúpidamente su vida y la del feto.

Joven brillante de la alta sociedad ateniense, Agnodice se siente frustrada por la prohibición de estudiar a que se enfrentan las mujeres. Estimulada por su padre, se corta el cabello y se viste de hombre para poder asistir a clases, especialmente a las del célebre médico Herófilo de Calcedonia, que se había destacado por las finas disecciones que hacía en cadáveres humanos para estudiar su anatomía. Daba lecciones al aire libre, lo cual era una práctica habitual en la culta Atenas. En el año 350 antes de nuestra era Agnodice obtiene los mejores resultados en el examen de medicina y se hace ginecóloga, sin revelar su verdadera identidad. Pronto las pacientes afluyen a su consulta, y sus colegas varones, celosos de su éxito, hacen correr el rumor de que se estaría aprovechando de su profesión para seducir y corromper a las mujeres casadas...

Contra viento y marea, siguió atendiendo a sus pacientes desde una identidad falsa confesándoles en secreto su sexo y generando confianza entre su consulta. Los otros médicos la acusan de aprovecharse sexualmente de sus pacientes, y de haber violado a dos de ellas.

Llevada a juicio, al comparecer ante la autoridad no opuso resistencia a que se le desnudara como lo pidieran sus acusadores, a fin de evidenciar su sexo. El escándalo fue tal que pidieron el máximo castigo para ella por haber ejercido siendo mujer, y con ello violado las leyes aprobadas por la Asamblea del Pueblo.

Cuando parecía que su causa estaba perdida, vino en su auxilio el primer movimiento feminista de que se tiene noticia en la historia. Madres de todas las clases sociales expresaban su gratitud por la eficiente atención obstétrica que habían recibido de Agnodice, y una multitud de sus pacientes declara ante el templo que si la médico es ejecutada, morirá con ella. .

La opinión pública de Atenas se estremeció por el proceso y mientras los 31 miembros del Areópago vacilaban en dictar una sentencia condenatoria, las esposas de los cuatrocientos senadores los obligaron a elaborar nuevas leyes, en las que no sólo se autorizaba a las mujeres para ejercer la obstetricia, sino que se prohibía que ese arte fuera desempeñado por los hombres. La resistencia organizada funcionó. Presionados por la multitud, los magistrados absuelven a Agnodice y le permiten continuar el ejercicio de la medicina. Al año siguiente, el Consejo Ateniense modificará la ley y autorizará a las mujeres a estudiar dicha disciplina.

Sin embargo, su trabajo científico fue más allá. Según algunos historiadores, Agnodice es en realidad la primera mujer astrónoma de la antigüedad. Esta intelectual estudió el conocimiento de los astros de los Caldeos de Mesopotamia, concentrando su teoría en el estudio de los eclipses solares y lunares, explicando que ocurrían con un orden determinado.

Deberían pasar varios siglos para que aquella primera mujer médica fuera seguida por otras graduadas en la Universidad de Salermo, entre las que estuvieron Rebeca, Constanza, Tomaza, Estefanía y Trótula (s. XI), autora de un tratado de Obstetricia que estuvo vigente hasta 1500.

RENAISSANCE

servido por rincones 22 comentarios compártelo

22 comentarios · Escribe aquí tu comentario

Madeleine  De Cubas

Madeleine De Cubas dijo

La verdad Ren, que leyendo este post, que por cierto es sumamente interesante, pensaba que el mundo ha cambiado muchísimo y no siempre para lo malo. Es inconcebible que algo así haya podido suceder! Como son inconcebibles los oprobios que todavía en este siglo XXI sufren las mujeres de algunos países. Lástima que no hubiera habido unas cuantas Renaissances para darle una manito a Agnodice y a otras valerosas mujeres de entonces. Claro, eso sí te digo que no soporto a las feministas, pero sí lo soy cuando se defiende la dignidad y el respeto que todas nos merecemos. Besitos y como siempre magnífico post. Señora Nostalgia

1 Marzo 2007 | 06:39 AM

misipayi

misipayi dijo

Excelente clase de historia, como siempre. Estaba pensando en el tiempo que tendra que pasar para que en algunos paises, la mujeres lleguen a tener los derechos que tenian las atenienses de entonces.

Un besito guapa.

1 Marzo 2007 | 02:13 PM

castelfocognano

castelfocognano dijo

Estas son clases de historia... me gustaría haberte tenido de profesora en el cole. Me encantó el post, el ejemplo, la garra, la valentía de esta mujer.
Les mando muchos besitos y en el post de abajo te hice una aclaración ja, ja, ja. no te me vayas a desilucionar.
Lucy

1 Marzo 2007 | 04:57 PM

hapte

hapte dijo

Ren esta serie de articulos dedicados a mujeres que en determinadas epocas alcanzaron privilegios exclusivos masculinos, me fascina... como bien dice Madeleine , yo tampoco soy feminista...mas bien personalista, considero que cualquier persona independientemente de su sexo , posee unas capacidades y potencial intelectual, que tiene derecho a desarrollar y aplicar en beneficio de su comunidad, por eso siempre he creido que todos y todas deberiamos gozar de las mismas oportunidades...cosa que en la realidad no se consigue aun... realmente sigue sorprendiendo que exista n hitos como el de Agnodice, que logran esa igualacion pero que han de demostrar mas que sus contemporaneos masculinos, para luego acabar perdiendose esos logros con la propia persona y volver a un retroceso en la valoracion de las posibilidades profesionales y de inteligencia de la mujer.
Besos

1 Marzo 2007 | 04:58 PM

Lucy

Lucy dijo

Ren te dejo un regalito para vos, viene con atraso, pero a esta altura ya me conocés... soy medio desbolada.
Besitos.
http://i141.photobucket.com/albums/r80/chiarini/felicidadesandalu...
Lucy

1 Marzo 2007 | 07:31 PM

el-peletero

el-peletero dijo

Querida ren, eres una autentica enciclopedia sobre mujeres únicas, valientes y hermosas. ¿Sabes que tú eres una de ellas?

Besos

1 Marzo 2007 | 08:59 PM

Madeleine  De Cubas

Madeleine De Cubas dijo

Estoy de acuerdo con el Peletero..., eres única. Mil y mil gracias mi linda Ren por haberme copiado el poema de mi juventud. No sabes la alegría que me has dado. Ya se me había olvidado..., aunque adoro a Becker.
Ya escribí sobre los gatos negros y las supersticiones. Besitos. Señora Nostalgia

1 Marzo 2007 | 10:12 PM

sarah sweet sarah

sarah sweet sarah dijo

Muy bueno este post ren, gracias por la información, es un placer leer todas las cosas que cuentas de grandes mujeres para mí desconocidas.
Un beso para tí y otro para eudlf, dile que ponga algún poemilla, que se le echa de menos!!

1 Marzo 2007 | 11:22 PM

rincones

rincones dijo

Sí que ha cambiado el mundo, Madeleine, y afortunadamente para bien en la mayoría de los sentidos. Hemos ganado en consolidación de derechos, en un aumento de la sensibilidad que nos lleva a condenar los malos tratos a cualquier ser vivo, en los deseos de paz... Pero está claro que queda mucho por hacer, y que los cambios en una sociedad no viene tanto de la mano de loslegisladores como del cambio de mentalidad de las personas que la componen.Y ahí es donde todos podemos aportar nuestro granito de arena, hasta que se logre terminar con situaciones tan vergonzantes para el género humano como las que mencionas.

Yo tampoco soy feminista; el feminismo extremo me parece tan discriminatorio,irracional e injusto como el machismo que critican. Mi opinión es que todos, hombres y mujeres, tenemos los mismos deberes y derechos, entre los que está la igualdad de oportunidades. Es lo justo, ylo único que reivindico.

Es maravilloso que con un esfuerzo tan mínimo se pueda llevar alegría a una persona, y me alegro en el alma de que así haya sido. Ya sabes, cualquier cosa que quieras dímelo, por si está en mi mano conseguírtelo. Lo haré encantada.

Ya leí tu artículo sobre las supersticiones, concretamente sobre el origen de la del gato negro. Mientras tú estabas en Rincones yo estaba en tu casita, leyéndote..je.. Me gustó muchísimo el post; como te dije, me fascinan esas historias que cuentan los orígenes de algo. Curiosilla que es una..je..

Un besote.

Besos,preciosa.

2 Marzo 2007 | 02:18 PM

rincones

rincones dijo

Gracias, Misipayi.Sí que tendrá que pasar tiempo para que las mujeres de algunos países puedan verse, siquiera, como las atenienses de la época de Agnodice...Ellas estaban enclaustradas prácticamente todo el día en casa, se les negaba el estatus de ser pensante, la posibilidad de estudiar... Pero al menos no sufrían ablaciones, como ocurre hoy día en media África, ni les queman la cara con ácido, práctica muy extendida en Pakistán, ni tenían la obligación de arrojarse vivas cuando quedaban viudas (por su propia honra y la de sus familias) a la pira funeraria en que se incineraba a sus maridos, como ocurría en la India hasta , oficialmente, el siglo pasado. Y digo "oficialmente" porque hace unos años se dio uno de esos casos en una partada región de ese país.

Ya lo creo, paisa... Tendrá que pasar mucho tiempo aún para que esas mujeres lleguen a tener,al menos, los que tenían las atenienses de la época de Agnodice.

Un besazo, cielo.

2 Marzo 2007 | 02:19 PM

rincones

rincones dijo

Ya ves, mis alumnos no se quejan, Lucy..je... Suelo contarles muchas anécdotas relativas al tema que explico para amenizar la clase, y sobre todo que luego recuerden mejor los conceptos. Ya me hubiera gustado a mí también tenerte como alumna. Más de un café nos hubiésemos tomado en los recreos...

No sabes cuánto te agradezco el detallazo que has tenido... Es que eres un verdadero sol. Soy una enamorada de mi tierra, de verdad la amo y para mí el día 28 de febrero, el día de Andalucía, tiene un significado. Por eso te agradezco tanto esa postal.

Ya, ya he leído tu aclaración a lo de la foto. Qué va, de desilusión nada, al revés,alivio..jajaja... Como te ando ya muy cerca en edad, estaba medio traumatizada viendo ese aspecto tan juvenil. Bueno, ya en serio..Tienes una hija preciosa.

Un besazo.

2 Marzo 2007 | 02:20 PM

rincones

rincones dijo

Lo cierto es que puse mucha ilusión en esta serie, Hapte. Se trata de mujeres cuya valía las hizo destacar en unas condiciones totalmente adversas por su condición de tales, y creo que merecía la pena rescatarlas. Agnodice, en concreto, es un personaje que cabalga entre la leyenda y la historia, no se tienen muchos datos de ella, pero sí es la primera ginecóloga y astróloga de que se tiene noticia, y me entusiasmó el valor que tuvo para seguir adelante con sus sueños y no resignarse al papel que la sociedad le había asignado.

Por desgracia, los logros de las mujeres que destacaron en un mundo de hombres fueron efímeros y murieron con ellas. Agnodice tuvo que disfrazarse de hombre para poder estudiar y ejercer, pero es que en pleno s. XIX a Cecilia Böhl de Faber no le quedó otro remedio que firmar con seudónimo de hombre, Fernán Caballero, para poder publicar sus novelas, así que...

Besos que se congratulan de que casos como el de Agnodice puedan contarse ya, al menos en buena parte del mundo, como una mera anécdota.

2 Marzo 2007 | 02:20 PM

rincones

rincones dijo

Pele, soy afortunada en tener a alguien que tenga la amabilidad de escribir esas palabras. Solo te contesto con un "gracias" y con un beso; como mencionbas en tu antepenúltimo artículo, sabes que pocas palabras encierran mucho, y así ocurre con estas dos.

Besos, y de verdad, gracias.

2 Marzo 2007 | 02:21 PM

rincones

rincones dijo

Me alegra hacerte pasar unos minutos agradables, Sarah. Sé que te gustan las biografías, y aunque esto no pasa de ser un mero artículo divulgativo siempre anima leer que hay personas que logran sus propósitos aun en las más adversas circunstancias. Nos dan valor y esperanza de que también nosotros podamos conseguirlos. ¿Por qué no..?

Jo.. Al grancanario hay que echarle últimamente una instancia con póliza y to para que disponga de unos minutos y se pueda sentar a escribir, pero ya le he pasado tu recado. A ver si se pone prontito delante del ordenador...

Besos, princesa.

2 Marzo 2007 | 02:27 PM

zosimo

zosimo dijo

Una gran vida, una gran biografía, un gran post.
Besos que aprenden

4 Marzo 2007 | 09:08 PM

Darunia

Darunia dijo

Contigo no dejo de aprender. Porque me descubres personajes que no sabía ni que existieran. Además las biografías me encantan y suelo leer muchas.
Si a las mujeres no nos hubieran puesto freno a lo largo de la historia, sabe Dios donde hubiéramos llegado. Porque si estas que nos has descubierto últimamente, hicieron cosas así con todos los impedimentos del mundo, de haber podido actuar en libertad, ni te cuento.
Eres mi mejor adquisición en La Coctelera. Que lo sepas... :-)
Porque cada día aprendo algo nuevo contigo.
Besos.

5 Marzo 2007 | 08:36 AM

Crazy Mary

Crazy Mary dijo

Cómo me gusta esto de leer, entretenerme y aprender, todo de una tacada! ¿Alguien dá más??...Gracias Ren.
Besos

6 Marzo 2007 | 11:50 AM

ren

ren dijo

Sí que fue una gran mujer, Zosi, tuvo arrestos para hacer lo que quiso.

Besos.

6 Marzo 2007 | 05:57 PM

ren

ren dijo

A mí también me gustan mucho las biografías, Daru. Ya se nota, ¿verdad? ;-) Y más las de estas mujeres que se anticiparon a su tiempo, que tuvieron la inteligencia y fuerza de voluntad necesarias para imponerse en "territorio comanche". Porque mira que lo tuvieron difícil en un mundo ordenado socialmente y gobernado por hombres...

¿Pues por qué crees tú que nos frenaron tanto..? Je... Bueno, ya sin bromas, a mí lo que me da pena muchas veces es pensar la cantidad de avances en todos los campos del saber que podrían haberse producido de no estar confinadas las mujeres a sus hogares, poque a saber la cantidad de genios que se perdieron condenadas a bordar y cuidar del fuego del hogar...

Besos que agradecen ese piropazo, colorados como se han puesto las mejillas de quien te los manda.

6 Marzo 2007 | 06:05 PM

ren

ren dijo

Gracias ti por tu presencia en estos Rincones, Crazy, y por dibujar tantas sonrisas. Eso también es alimento para el alma, y del mejor.

besotes.

6 Marzo 2007 | 06:08 PM

gineblog

gineblog dijo

Interesante pero... Antes hubo otras que no aparecen en los anales médicos. Sobre todo las hijas de Lucy.

Muy bien diseñado el blog. Felicidades.

4 Abril 2007 | 06:39 PM

rincones

rincones dijo

Interesantísima tu aportación, gineblog, ¿podrías darme más datos? ¿Quiénes eran las hijas de Lucy?

Gracias por tus palabras, bienvenido/a de nuevo. Un abrazo.

4 Abril 2007 | 07:37 PM

Escribe tu comentario


Sobre mí

Realmente somos dos personas en esta sección. Un grancanario, EUDLF, y una sevillana, RENAISSANCE. La idea de publicar un blog conjuntamente viene de nuestra inquietud por expresar ideas, cuanto menos, curiosas en un crisol de chispas.

Lo más extraño es que jamás nos hemos visto en persona. Pero la amistad ha crecido en nuestros momentos más duros y dolorosos. Valga como brindis nuestra aportación al mundo de las letras, los sentimientos y nuestra esperanza de que el ser humano es un espíritu sin fronteras.


(How to tell stories. De Sebastian Holmer).

Si desean hacernos alguna sugerencia pueden hacerlo a a.los.rincones@gmail.com

Fotos

rincones todavía no ha subido ninguna foto.

¡Anímale a hacerlo!

Buscar

suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

¿Qué es esto?

Crea tu blog gratis en La Coctelera